Espejismos

Y el resto es humo.

Primero Cohen, luego JM y ahora Aute.

Esta es la tercera vez que wikipedia certifica mi tristeza y la valida.

A quemarropa, alguien cambia el tiempo verbal de una biografía como si el verbo ‘ser’ no fuese más que un accidente geográfico que solo puedes atravesar en  pasado y presente. El futuro es, a efectos prácticos, inexistente.

Me pregunto si alguien disfrutará siendo el primero en cambiar el ‘es’ por el ‘fue’ y si ese alguien, en un oscuro arrebato de placer, sea capaz de presumir, interior o exteriormente, de un logro tan circunstancial y nefasto.

Igualmente, nadie en su sano juicio se atrevería a mentir en algo así, lo que me lleva a la idea de que la Wikipedia es la misma guadaña con otras propiedades. Un manto negro sobre el vacío lleno de bits que, a través de nosotros, sentencia y se aproxima lentamente a nuestra espalda y nos toca pulsando el intro con los dedos de nuestros vecinos.

¿Y ahora qué? ¿Acaso puede seguir el mundo sin Aute?
Claro que sí, igual que sin cada uno de nosotros. Pero no será ya nunca tal y como lo conocimos ayer.

Lo único que nos certifica que hemos vivido es la muerte pero no debemos olvidar que la vida es la única deidad que no podemos tomar prestada y debemos adorarla cada instante, rendirle culto y tener nuestro propio altar, que no es otro que nuestro cuerpo.

Me anoto mentalmente la responsabilidad de vivir.

Y “El resto es humo”.

In memoriam. Luis Eduardo Aute. 4 de abril del 2020.

 

 

5 comentarios sobre “Y el resto es humo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s